Cómo sacarle el máximo partido a una encuesta o cuestionario en tu estrategia de marketing

Compartir entrada

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

En una estrategia de marketing, escuchar a la audiencia es primordial. Conocer sus inquietudes no solo nos permitirá entregarles justo lo que están buscando, sino también adquirir información sobre sus necesidades, intereses y preocupaciones. ¿Y cómo podemos hacer esto? Fácil: mediante encuestas.

Además del correspondiente social listening, es decir, el monitoreo de redes ligado a la recopilación de datos en torno a nuestra marca, conviene implementar encuestas en línea para profundizar en el conocimiento de nuestros consumidores.

Por ello, hoy desde Tuinbit veremos cómo podréis crear una encuesta, así como todos los beneficios que podréis obtener de ella, sacándole el máximo provecho.

Cómo crear una encuesta en línea y sacarle el máximo partido

Cuando debamos crear una encuesta, debemos atender siempre a una serie de criterios:

Número de preguntas

Debemos asegurarnos de que los usuarios puedan completar el cuestionario rápidamente. Para ello, lo recomendable es diseñarlas para ser resueltas en menos de cinco minutos, haciendo las preguntas justas que aporten la información crucial relacionada con el objetivo que hayamos definido.

Tipos de preguntas

En cuanto al formato, podemos elegir entre preguntas abiertas o cerradas, aunque es mejor esta última. Sin embargo, siempre debemos procurar que la interacción del usuario y la creación de un reporte sean, primordialmente, amigables. Cualquiera que sea la mezcla de cuestiones escogida, siempre debe ser igual de fácil responder tanto desde un ordenador, como desde un móvil.

Lenguaje

El lenguaje empleado en la redacción de las preguntas y respuestas debe ser coherente con la identidad de la marca. Del mismo modo, es de vital importancia que el usuario sienta en todo momento que conversa directamente con nosotros y no con un intermediario digital distante de su relación.

Experiencia

En cuanto a la experiencia, debemos reducir el tema a un evento en concreto o de la adquisición de un producto específico. Esto ayudará a acotar la experiencia en la mente del consumidor, pues puede ser demasiado extensa. De este modo, recordará una mayor cantidad de detalles y su participación será mucho más valiosa.

Prueba antes de enviar

Antes de enviarla a los consumidores, debemos lanzar la encuesta a un número limitado de personas. Así nos aseguraremos de que todas las preguntas y posibles respuestas pueden comprenderse y resolverse fácilmente. Así también podremos hacer cambios en cuanto al lenguaje o la amigabilidad de la misma.

Incluye a toda tu audiencia

No debemos olvidar incluir a todos los consumidores de nuestro objetivo inicial. De lo contrario, correríamos el riesgo de tener sesgos importantes en los resultados de la encuesta.

Escoge los canales con cuidado

No debemos limitarnos a compartir la encuesta en redes sociales con la esperanza de que alguien responda. Debemos hacer un mailing, elaborando un contenido en el que podamos integrar la encuesta. Tampoco debemos olvidar promover la participación desde el mundo offline. Todo se resume en comunicación multicanal: démosle opciones a nuestros clientes para ser escuchados.

Recompensa por participar

Ya que hemos conseguido que los consumidores respondan a nuestras inquietudes y nos hagan entrega de una valiosa información ¡démosles una recompensa! Podemos agradecer su apoyo a través de un mensaje y por qué no, un cupón de descuento en su siguiente compra. Este comportamiento no solo incentivará una mayor participación, sino que hará que nuestro público objetivo se sientan apreciado y nos ayudarán a sumar puntos en engagement.

Más Artículos interesantes